Translate

6/22/2014

Este post se centra en el vídeo emitido el 16 de Junio en el programa "Pienso luego existo" de RTVE. En mi opinión el vídeo (30 minutos) no tiene desperdicio. En él, como siempre, Manuel Castells nos descubre lo revolucionario y sensato que se puede ser al mismo tiempo.


Mi relación con Manuel Castells viene de hace más de 10 años cuando llegaron a mis manos 2 "tochos" que tenía la obligación de leer. 


Se trataba de "La era de la Información" (Vol.1 "La sociedad red" y Vol.2 "El poder de la identidad"). El primero trataba la revolución tecnológica, la globalización y sus efects en la comunicación y sociedad. El segundo analizaba las identidades colectivas que desafían la globalidad buscando una identidad diferente como el feminismo, el ecologismo, los movimientos religiosos, naciones, etc. Su lectura se convirtió en un placer que me sirvió para entender mejor lo que estaba sucediendo a mi alrededor.

Los guardo subrayados con mucho cariño y desde entonces procuro aprender de Manuel Castells siempre que tengo oportunidad. En este post os animo a disfrutar conmigo de la sabiduría de Manuel Castells.


A continuación podéis ver el vídeo (30 minutos) y/o leer mis conclusiones posteriores.




En los siguientes párrafos destacaré algunas de sus claves.


QUIÉN ES MANUEL CASTELLS


fuente: wikipedia
Manuel Castells es un sociólogo multidisciplinar nacido en Hellín en 1942. Habiendo estudiado derecho, economía y sociología considera que el mundo es complejo y sólo se puede entender desde una visión interdisciplinar.

"Cuando un tema me importa y no lo entiendo me hago profesor de esto para aprender."

Ha sido profesor universitario de Sociología y de Urbanismo en la Universidad de California en Berkeley y es director del Internet Interdisciplinary Institute en la Universidad Abierta de Cataluña y presidente del consejo académico de Next International Business School.

A largo del vídeo tanto él como sus colaboradores destacan el enfoque empírico y metódico que Castells da a sus estudios lo que proporciona un mayor rigor a los mismos. Además, el haber tenido que emigrar por diferentes motivos le permite analizar lo propio de un lugar, de su cultura local, y su interdependencia con el resto.

Cuenta con más de 25 obras publicadas, es el quinto académico de las Ciencias Sociales más citado del mundo y el primero de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (según Social Sciences Citation Index 2000-2009)

Por todo ello se trata de un personaje de máxima relevancia en el estudio de nuestra sociedad.


LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN


Para empezar considera que identificar a nuestra sociedad como la Sociedad de la Información y del Conocimiento es emplear un término erróneo. Todas las sociedades pasadas han partido del conocimiento y de sus transferencia.

Por ello prefiere el término Sociedad Informacional. Informacional por la utilización de un nuevo sistema tecnológico basado en las tecnologías de información y comunicación electrónicas. La sociedad se basa en la comunicación y, al transformar los medios y procesos de comunicación, se transforma todo.

La gran transformación de nuestro tiempo es la cultura digital, el procesamiento electrónico del conocimiento y la información. Actualmente 97% de toda la información del planeta está digitalizada lo que es abrumador a la vez que un enorme potencial. Quien tiene un proyecto intelectual no se pierde en la información sino que navega en ella. Para ello es necesario ser activo, creador y compartir.

"Un cambio tecnológico sin cambio cultural caotiza la sociedad pero un cambio tecnológico con un cambio cultural transforma la sociedad."

INTERNET


Internet no es un sistema de información sino de comunicación. Lo básico de Internet se ha hecho por pasión, en ambientes colaborativos y se ha compartido gratuitamente en la red.

Castells nos cuenta cómo una vez comentó a Tim Berners-Lee (creador en el CERN del WWW): "Si hubieras patentado el WWW ahora serías más rico que Bill Gates". Berners-Lee le respondió: "Quizás sí pero no hubiera cambiado el mundo".

Claramente esto es a lo que aspira en gran medida Manuel Castells, a cambiar el mundo como describe luego en su utopía.


LAS RELACIONES ENTRE EL PODER Y LA COMUNICACIÓN



Los medios de comunicación siguen repitiendo mitos falsos sobre las consecuencias del uso de Internet por las personas y en las empresas. Se suele decir que Internet es peligroso. Manuel Castells considera demostrado que el uso intensivo de Internet no aliena, ni deprime, ni aleja de la sociedad sino todo lo contrario. Está probado que los más activos socialmente lo son también más en Internet y viceversa. De esta forma la sociedad cercana al individuo se complementa con Internet. Castells ha participado como asesor en diferentes comités y organismos en los que la primera pregunta siempre ha sido: "¿Qué podemos hacer para controlar Internet?". La respuesta es sencilla: "No es posible. Estamos en un mundo de libre comunicación".

Enlazando estos comentarios con lo sucedido recientemente en la política española, en ocasiones se trata de penalizar a las herramientas por el uso que algunos hacen de ellas (por ejemplo, los intentos de regular las redes sociales como reacción a los insultos o amenazas que algunos hacen en ellas). Lo curioso es que nunca ha habido ningún medio en el que fuera tan fácil demostrar el insulto o amenaza y su origen. Recordemos que todos nuestros movimientos en Internet están registrados por lo que localizar el origen de cualquier mensaje en las redes sociales es mucho más sencillo que el mismo hecho mediante una carta o en una multitud. Si alguien comete una falta que se le persiga ya sea en una red social o en la calle separando el mensaje y el autor del medio empleado.

Volviendo al vídeo de Castells, él sostiene que las relaciones de poder son las que construyen la sociedad tal y como es. Son las luchas de poder las que la constituyen y la hacen evolucionar.

Lo positivo es que el poder está en la mente de las personas. Las emociones transformadas en sentimientos determinan el proceso de decisión personal. La comunicación emocional está en la base del poder. Castells ilustra el argumento con un ejemplo: cuando un joven árabe muestra una muerte injusta, esta imagen genera mucha más reacción que cualquier directiva ya sea política o religiosa.


LA UTOPÍA



Castells destaca la LIBERTAD como valor supremo. Se trata de la libertad con mayúsculas, la libertad para mi y para los demás. La IGUALDAD sin libertad no es viable, la igualdad es una consecuencia de esta libertad. Castells se plantea cómo sus estudios pueden contribuir a que surjan nuevas formas democráticas, a que la gente cree nuevos modelos de sociedad basados en la libertad, igualdad y otros valores.
Se trata de provocar un cambio de valores desde la base y con un principio básico: la no violencia.

Las utopías no son sueños irrealizables sino construcciones mentales que hacen que la gente haga ciertas cosas que provocan cambios sociales. El resultado de estos cambios no es lograr la utopía pero si son avances que se enfrentan al sistema dominante.

Según Castells:
"Lograr que desde abajo, con Internet, la gente cree una nueva cultura y forma de organización es mi utopía práctica."

La consecuencia del cambio en la sociedad será el cambio en las instituciones.


CURIOSIDAD


Me parece curioso que me haya enterado de este vídeo a través de un tweet de una desconocida (gracias @elisahergueta) en lugar de viéndolo en RTVE. Es un ejemplo de la transformación que estamos viviendo totalmente en línea con la visión de Castells.





Y vosotros, ¿cuál es vuestra utopía?


0 comentarios :

Publicar un comentario